martes, 16 de septiembre de 2014

Siempre vale la pena salir al campo para ver aves

Como pasa también con cualquier otra afición, hay días en los que parece que tienes algo de pereza para ponerte en marcha y hacer aquello que más te gusta. Que si estoy cansado, que si parece que va a llover, que seguro que voy a ver las aves de siempre... 



Pero la experiencia me dice que es fácil que ese día, justo ese día que más te cuesta arrancar, sea al final un día memorable de campo, bien porque ves una nueva ave en tu zona de campeo habitual, bien porque consigues una foto preciosa, u observas alguna escena impresionante de comportamiento animal, o mismo porque encuentras algo inesperado. Por ejemplo, hace una semana encontraba un cráneo de corzo perfectamente limpio y completo, con sus cuernitos y mandíbula, que va a formar parte de mi colección de cráneos de mamíferos en cuanto lo tenga preparado. Mira que tengo buscado cuernos de corzo en el otoño, que es la época en que los tiran. Y un día, de repente, el par completo. 


Pues ayer fue uno de esos días. Visité una de mis zonas preferidas de "pajareo", la vertiente sur de la Sierra del Páramo. Y allí estuve observando aves rapaces como tantas otras veces. Sólo que ayer parecía que andaban un poco "guerrilleras".

paisaje de campiña en la vertiente sur de la sierra del paramo
Paisaje de campiña en la vertiente sur de la Sierra del Páramo

Mientras miraba los cernícalos comunes (Falco tinnunculus) "colgándose" del aire acechando a sus posibles presas sobre lo que yo tengo bautizado como "el monte de los cernícalos" (por cierto, que ya no ví el cernícalo primilla que los acompañaba el mes pasado), apareció de repente un gavilán (Accipiter nisus) que con mucha violencia iba molestando uno a uno a los cinco cernícalos que trataban de cazar algún grillo o saltamontes para el desayuno. La verdad es que impresionaba ver los picados que hacía el gavilán sobre un cernícalo y la posterior escaramuza aérea en la que se enredaban.

cernicalo comun volando en busca de presas
Cernícalo común

gavilan volando en una ruta para ver aves
Gavilán

Y así estuvo molestándolos a todos hasta que se cansó y marchó volando alto hacia el norte, hacia la capilla de San Marco. 



También yo tomé el mismo rumbo y al llegar al Chan de San Marco divisé siete busardos ratoneros (Buteo buteo) planeando en círculos aprovechando una corriente térmica ascendente. Ya llevaba varios minutos observándolos cuando apareció majestuosa un águila culebrera (Circaetus gallicus) que hacía que los busardos pareciesen "pitufos" a su lado.

busardo ratonero volando en una ruta para ver aves
Busardo ratonero

Y parece que a estos tampoco les agradó la visita que también comenzaron a molestar a la culebrera. Y esta, así como con un poco de desdén, se apartaba pero ni se molestaba en responder a sus ataques. Ella a lo suyo, también acechando desde lo alto, dejando colgar sus patas y cabeza y sin darle más importancia a sus molestos vecinos.

aguila culebrera buscando presas desde el aire
Águila culebrera europea

Y así estuve un poco más de tiempo disfrutando de los planeos de la culebrera hasta que la lluvia nos espantó a ella, a mi y también a los ratoneros que volaron rápidos para buscar refugio en un bosque de las proximidades. 




Siempre que sales al campo descubres algo nuevo, seguro. Y si no es así, al final también quedas satisfecho por haber pasado un día al aire libre, haciendo un ejercicio tranquilo, caminando sin estrés

Lo que también es seguro es que si te quedas en casa no vas a disfrutar de ninguna de esas cosas. 

Venga. 
Sal al campo. 
Ya sabes, Ven Ver aVes !!




Créditos de las fotos:
Cernícalo común:Smudge 9000 via photopin cc
Gavilán: Sergey Yeliseev via photopin cc
Busardo ratonero: Agustín Povedano via photopin cc
Águila culebrera: Philippe Garcelon via photopin cc

0 comentarios:

Publicar un comentario

Contact

Talk to us

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Dolores iusto fugit esse soluta quae debitis quibusdam harum voluptatem, maxime, aliquam sequi. Tempora ipsum magni unde velit corporis fuga, necessitatibus blanditiis.

Address:

9983 City name, Street name, 232 Apartment C

Work Time:

Monday - Friday from 9am to 5pm

Phone:

595 12 34 567