viernes, 20 de febrero de 2015

Colirrojo tizón, verdecillo, lavandera cascadeña, andarríos chico y más aves en Lugo

Estos nombres tan fantásticos son los de algunos de los pájaros que avistamos en la última ruta para ver aves en Lugo que tuvimos con los alumnos de Cuarto Ciclo de la Universidad de Santiago

Grupo de alumnos de Cuarto Ciclo observando aves con prismáticos en el río Miño en Lugo
Grupo de alumnos de Cuarto Ciclo observando aves en el río Miño en Lugo

En esta ocasión, al inicio del recorrido en la "carballeira" del Campus no había tanto movimiento como en anteriores rutas.  Es lo que tiene la observación de aves, que no siempre están cuando queremos.

Las aves que sí estaban, y ya las vimos desde el principio, eran las palomas torcaces. Estuvimos escuchando durante un tiempo su canción característica. En otros lugares de Lugo ya pudimos ver estos días el peculiar vuelo del macho que anuncia la inminencia del período reproductor: unos fuertes y sonoros aleteos que lo impulsan hacia arriba en una parábola, luego deja de batir las alas y cae planeando con las alas hacia arriba.

Poco a poco en la "carballeira" y en sus bordes ya fuimos viendo las pequeñas aves que siempre son un poco más difíciles de identificar para los principiantes del "birdwatching": los herrerillos y carboneros.

También sobre un tejado apareció un pequeño pájaro grisáceo que no tuvimos la suerte de observar en los otros dos grupos de Cuarto Ciclo: el colirrojo tizón. Su posición a contraluz dificultaba su identificación, pero entonces aprendimos lo importante que es movernos con cuidado para que detrás del pájaro observado coincida un fondo oscuro (en este caso un tronco de castaño) que nos va a facilitar la observación. Procediendo así, y contando con la paciencia que tuvo el pájaro que aguantó un montón de tiempo con nosotros a escasos 20 metros, pudimos ver el color naranja de su cola que hacía vibrar de manera nerviosa, y ya nos confirmó que se trataba de una hembra de esa especie.

Colirrojo tizón hembra sobre una piedra
La hembra de colirrojo tizón es de color pardo-grisáceo y con la cola anaranjada

En la parte alta de la vaguada tratamos de "perseguir" con los prismáticos a unos reyezuelos listados que se escondían en la espesura de los cedros y también andaba por allí el pequeño chochín.

Pero la alegría del día fue ver al precioso verdecillo (o verdín, como ya escuché en varias ocasiones en Lugo), y escuchar su vibrante y musical canto que ya anuncia la primavera. Este es el más pequeño de los fringílidos, familia de pájaros que incluye otras especies como el verderón, el pinzón, el jilguero o el lúgano que vimos el otro día.


Un verdecillo cantando sobre una rama
Verdecillo cantando sobre una rama

En el río miramos como siempre para los azulones, los  cormoranes y las garzas, alguna de estas más confiada que de costumbre lo cual nos permitió observarla con más calma.

A última hora de la tarde, el escenario musical de aves estaba dominado por el petirrojo y por el zorzal común.



Si escuchaste esta grabación de la canción del zorzal común, puedes fijarte que en el segundo 38 y en el 1 minuto y 20 segundos irrumpe el canto explosivo de otro pájaro que también fuimos capaces de detectar esta tarde en la orilla del río Miño, pero que no conseguimos ver porque casi siempre se oculta en la vegetación de la ribera.
Se trata del cetia ruiseñor.
Vuelve a escuchar la grabación, verás como es inconfundible.

Un cetia ruiseñor posado sobre una rama de un arbusto
Pardo-rojizo en las partes superiores y una ceja pálida son características identificativas del cetia ruiseñor

En el final de la ruta, donde el Rato desemboca en el "caneiro da Tolda", pudimos ver varias lavanderas cascadeñas, tan elegantes con su cuerpo ceniciento y amarillo.

Una lavandera cascadeña en el suelo entre las hierbas
El hábitat de la lavandera cascadeña es un espacio abierto ligado a ríos

Y también, a tres metros de nosotros, un tranquilo andarríos chico picoteaba comida entre las hierbas en la orilla del agua.

Un andarríos chico caminando en el fango
Andarríos chico caminando en el fango

Rematamos la jornada con una foto del fantástico grupo que hoy me tocó introducir a la afición de la observación de aves.

Grupo de alumnos de Cuarto Ciclo en la Tolda del Miño
Parece que finalizamos contentos la excursión para ver aves

Fueron casi tres horas de ameno paseo y charla, con numerosas preguntas porque todos tenemos alguna que otra experiencia o anécdota relacionada con el mundo de las aves.

Lo mejor de todo es que con esta sencilla actividad en la naturaleza alguno de los participantes descubrieron que observar aves silvestres, en su medio natural, como por ejemplo los ánades azulones, es muy diferente y mucho más divertido que ver los patos que hay en los estanques de los parques de las ciudades.
O que si prestamos un poquito de atención somos capaces de distinguir muchos cantos de aves y muchas otras cosas naturales hermosas que normalmente nos pasan desapercibidas porque caminamos sin atender a la naturaleza que nos acompaña.


Verdecillo: Verdecillo via photopin cc
Cetia ruiseñor: Cetti's Warbler - Cettia cetti via photopin cc
Lavandera cascadeña: Winter Friend via photopin cc
Andarríos chico: Walking via photopin cc

0 comentarios:

Publicar un comentario

Contact

Talk to us

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit. Dolores iusto fugit esse soluta quae debitis quibusdam harum voluptatem, maxime, aliquam sequi. Tempora ipsum magni unde velit corporis fuga, necessitatibus blanditiis.

Address:

9983 City name, Street name, 232 Apartment C

Work Time:

Monday - Friday from 9am to 5pm

Phone:

595 12 34 567